in , ,

Conoce al maravilloso gato senior con parálisis en las patas traseras que ha superado todas las probabilidades gracias a sus increíbles padres

Cuando Valeria Searle llegó a casa una tarde de julio de 2006, vió un gatito tricolor lesionado cuando intentaba entrar a la casa de sus padres en Santiago de Chile. “Estaba abriendo el portón y cuando miré hacia abajo, vi al gatito más pequeño del mundo con sus patitas traseras completamente hacia atrás, tratando de alcanzar mis pantalones y maullando sin hacer ningún ruido,” recuerda Valeria. “Era tan pero tan chiquitita que cabía en la palma de mi mano.”

Cortesía de @mambi_cat en Instagram

Enamorada de la pequeña gatita, Searle no pensó dos veces en rescatar al simpático gato tricolor, a pesar de ser una estudiante en ese momento sin intenciones de asumir el costo o responsabilidad de una mascota. “La llevé adentro conmigo e hice el compromiso de cuidarla y darle todo lo que necesitara,” dice Valeria.

Cortesía de @mambi_cat en Instagram

Poco después de rescatar a la gatita, Valeria llevó a la calicó herida al veterinario para una exhaustiva evaluación médica. El veterinario determinó que la gatita tenía aproximadamente 4 semanas de edad y que estaba paralizada, y le dijo a Valeria que el joven felino probablemente no duraría más de unos pocos meses. “Fue horrible con ella, no la trató bien y no pudo aconsejarme sobre cómo cuidarla,” recuerda Valeria.

Cortesía de @mambi_cat en Instagram

Mientras la gatita – a quien Valeria llamó Mambita como un homenaje al mambo, el baile latino – tenía un un mal pronóstico, su mamá no se quiso dar por vencida. Valeria encontró otro veterinario con mejor reputación que el primero y radiografías revelaron que Mambita, o Mambi para abreviar, había sufrido una lesión en la columna que la dejó con parálisis en las piernas traseras. “Había un rumor en mi barrio que Mambi venía de una de las casas frente a la nuestra,” dice Valeria. “Alguien cerró una puerta cuando estaba entrando y le aplastó su cuerpecito justo en la mitad y luego la dejaron afuera de mi casa al otro lado de la calle.”

Cortesía de @mambi_cat en Instagram

Debido a su edad, Mambi no era candidata para una cirugía, pero su mamá, por recomendación del veterinario, intentó terapia física para ayudar al gatito paralizado a recuperar un poco de movilidad. Si bien la terapia física no fue particularmente efectiva, esta chica resiliente y decidida seguía siendo extremadamente activa. “Estar paralizada nunca le impidió hacer todo lo que quería”, explica Valeria. “Solía trepar la escalera alfombrada hasta el segundo piso en la casa de mi papá. ¡Imagínate hacer eso solo con tus brazos!”

Cortesía de @mambi_cat en Instagram

Además de su parálisis, la lesión en su columna vertebral la dejó incontinente, por lo que Valeria tuvo que aprender a vaciar su vejiga e intestinos. Desafortunadamente, a pesar de hacerlo varías veces al día, Mambi desarrolló infecciones urinarias crónicas y fue diagnosticada con falla renal cuando tenía tan solo cuatro años.

Cortesía de @mambi_cat en Instagram

A pesar de tener numerosos problemas de salud, Mambi recientemente celebró su cumpleaños número 12, y hoy día esta maravillosa gata senior vive en Vancouver, Canadá con su mamá y papá Charles, un veterinario con el que Valeria se casó hace 5 años. “Tenemos suerte que mi esposo también se enamoró de ella de inmediato” dice Valeria. “El la cuida con su conocimiento adicional; tenemos una familia hermosa, nosotros tres.”

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Mambi the Special Cat (@mambi_cat) on

Hoy día, Mambi disfruta de la vida con su mamá y su papá, aunque extraña la casa de familia de Valeria en Chile y poder pasar tiempo supervisado afuera. Sin embargo, esta hermosa gata de 12 años se ha ajustado bien a vivir con Valeria y Charles en un departamento en Vancouver, y sigue siendo muy energética y extrovertida.

Cortesía de @mambi_cat en Instagram

“Le encanta jugar con sus ratoncitos de juguete. Los agarra y los lanza en el aire, ¡súper tierna y divertida!” dice Valeria. “Y le encanta también cuando invitamos amigos; es muy sociable y tierna con con otras personas.”

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Mambi the Special Cat (@mambi_cat) on

Aunque a Mambi le encanta hacer nuevos amigos, no hay nadie que este adorable gato con necesidades especiales ame más que a su mamá. De hecho, cuando Mambi está lejos de sus padres, se deprime, lo que puede llevar a otros problemas de salud, por lo que Valeria y Charles rara vez viajan sin ella. Si bien están más que felices de hacer arreglos especiales para Mambi, no todos entienden la relación única que Valeria y Charles tienen con este gatito tricolor. “No pueden creer la conexión increíble que tenemos,” dice Valeria. “Es mas poderosa que con una mascota normal.”

Cortesía de @mambi_cat en Instagram

Mientras que Mambi requiere un poco más de cuidado que el gato promedio, Valeria y su esposo Charles están felices de hacer todo lo posible para darle a esta extraordinaria niña la mejor vida posible. Además, incluso los gatos sin necesidades especiales tienen sus propios desafíos, lo que significa que la alegría de tener una mascota siempre conlleva un cierto nivel de responsabilidad adicional. “Puede ser más exigente que una mascota normal, pero si quieres tener una, debes sacrificar algunas cosas para hacerte cargo, incluso si no necesitan cuidado especial”, dice Valeria.

Cortesía de @mambi_cat en Instagram

En los últimos 12 años, Valeria también se ha encontrado con personas que creen que gatos como Mambi deben ser dormidos, simplemente porque no se mueven como los felinos típicos. “Realmente no saben que las mascotas especiales pueden vivir una vida plena, feliz y en su mayoría, saludable”, dice Valeria.

Cortesía de @mambi_cat en Instagram

También ha conocido a personas que piensan que Mambi tendría una mejor calidad de vida si tuviera una silla de ruedas, pero Valeria ha aprendido que, como muchos gatos paralizados, prefiere moverse sola. “Pueden moverse y arrastrarse en cualquier tipo de piso, en el suelo, en el pasto, y no se lastiman”, dice Valeria.

Cortesía de @mambi_cat en Instagram

Cuando Valeria conoció a Mambi hace 12 años, esta hermosa gata estaba herida, sola y necesitaba desesperadamente que alguien viniera en su ayuda. Mientras Valeria, que estaba en su segundo año de universidad en ese momento, no estaba planeando adoptar un gato – de necesidades especiales o de otro tipo – se sintió obligada a ayudar a Mambi.

Cortesía de @mambi_cat en Instagram

Más de una década después, Valeria y Mambi han formado un vínculo inquebrantable, y ella sigue tan comprometida con esta chica especial, tal vez más de como lo estaba en julio de 2006. “La quiero muchísimo, ella depende mucho de mí, emocional y físicamente”, dice Valeria. “Ella significa mucho para mí, es como mi hija”.

Cortesía de @mambi_cat en Instagram

Para aprender más sobre este hermoso gato, puedes seguirla Instagram.

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

molly feature

Meet The Gorgeous Calico Cat With A Chromosomal Abnormality Who Found A Wonderful Home With A Big Brother Who Is As Special As She Is!

sally feature

Meet The Sweet Tripod Cat Who Has Been Looking For Her Forever Home For More Than Two Years!